Visita nuestro archivo

ecodiseño

Cada vez más, en nuestro día a día cotidiano se va imponiendo el uso de envases producidos de materiales ecológicos o reciclables. Es importante resaltar que el mejor residuo es aquel que no llega a producirse y que la tendencia ha de ir encaminada a la reducción de materias primas si queremos ser cada vez más responsables ecológicamente hablando, la llamada filosofía del Zero Waste o Residuo Cero.

Aunque queda muchísimo por hacer, ya no hay duda de que la vida del plástico debe llegar a su fin y es por ello que cada vez aparecen más envases que son sostenibles con el medio ambiente o eco-friendly.

Llegados a este punto, cabe preguntarse; ¿puede el diseño poner su grano de arena en este cambio? Lo cierto es que sí y es gracias al ecodiseño.

¿Qué es el Ecodiseño?

Se define como el diseño que considera acciones orientadas a la mejora ambiental del producto o servicio en todas las etapas de su ciclo de vida, desde su creación hasta su tratamiento como residuo. Es decir, un diseño cuyo objetivo es reducir el impacto medioambiental.

Ecoembes es una organización sin ánimo de lucro que lleva más de 20 años aplicando el ecodiseño mediante el adelgazamiento del material de los envases, lo que ha reducido el uso de materias primas, optimizando su distribución, entre otras mejoras. Sin embargo, hoy sabemos que estas medidas son insuficientes y que se deben buscar alternativas de envases que sean más respetuosos con el entorno. Pero, ¿qué hace que un diseño sea ecológico?

Características de envases sostenibles

1- Reducción de material: Optimizar la cantidad de materiales y energías que se usan para crear un envase. Esto presenta varias ventajas, ya que reduce las emisiones contaminantes, por lo que estamos protegiendo los recursos de la tierra. Por otro lado, los materiales utilizados deben ser procedentes de fuentes renovables.

2- Monomaterialidad (envases homogéneos) o materiales bio: Cuando hablamos de envases homogéneos nos referimos a aquellos que han sido producidos de un solo material. Estos deben tener un desmontaje fácil y ser reconocible el tipo de material del que está hecho para su posterior reciclaje. Aunque esto supone cierto reto para el diseñador ya que limita los acabados y las exigencias estéticas, lo cierto es que el uso de envases monomateriales ayuda mucho a que este sea reciclado de manera mucho más fácil en un futuro.

3- Multifuncionalidad-reutilización-reciclaje: Los productos multifuncionales son aquellos que pueden servir para varias funciones lo que aumenta sus posibilidades de uso y en consecuencia reduce las probabilidades de acabar en la basura. Los productos reutilizables son aquellos, bien por el tipo de material o por su forma,  pueden ser utilizados de nuevo, bien para el mismo uso o para otros distintos. Los productos reciclables son aquellos cuya vida útil suele ser más corta. Sin embargo, por el tipo de material del que está hecho podemos alargar su vida útil mediante su transformación o aprovechamiento para ser utilizados de nuevo.

4- Durabilidad: La utilización de formas y materiales duraderos son un principio básico del ecodiseño ya que alarga todo lo posible su vida útil, siempre que esos objetos sean reutilizados.

5- Disminución de emisiones-economía circular: Producir un envase conlleva un gasto energético muy alto. Por este motivo es importante buscar alternativas de producción que reduzcan este gasto, utilizando por energías renovables y que generan ciclos industriales abiertos y relacionados entre sí, generando una economía circular.

Alternativas para el packaging sostenible

Existen muchos materiales mediante los cuales se pueden producir envases. Hoy nos vamos a centrar solo en algunos, más en particular en aquellos que son compostables, es decir, que pueden desecharse como residuo orgánico y por lo tanto convertirse en fertilizantes.

Bioplásticos

Son plásticos derivados de productos vegetales, tales como el aceite de soja, el maíz o la fécula de patata y son en gran medida compostables. Su producción emite entre 0,8 y 3,2 toneladas menos de dióxido de carbono por tonelada que el plástico derivado del petróleo.

ciclo-compostable

Bagasse: fibra de caña de azúcar

El residuo de la caña de azúcar llamado “bagasse” o “bagazo” es idóneo por su resistencia y su moldeabilidad. Permite el uso en horno convencional o en microondas. Se desechan con el resto de residuos alimentarios en el contenedor orgánico ya que son compostables y se descomponen en 12 semanas.

bagasse-fibra caña azucar

Cartoncillo y papel ecológico

Se produce de celulosa procedente de fuentes de producción sostenible. Su blanqueo, en caso de que lleve, se hace sin cloro.

Papel ecologico

Hojas de palma

Las hojas de palmera “horeca” provienen de las lejanas tierras de Kerala, al sur de la India. Son prensadas a mano, sin aditivos químicos, blanqueantes clorados ni barnices. Su manufactura es completamente manual por lo que cada pieza es única. Pueden ser usados igualmente en el microondas.

Hojas de palma

Naturflex

El Natureflex es una película o film transparente muy resistente y flexible, completamente compostable, fabricado a partir de la pulpa de madera proveniente de recursos renovables y con la certificación FSC.

Naturflex

Maíz (PLA)

El PLA es un plástico ecológico completamente transparente procedente de la síntesis de la dextrosa del almidón de maíz, fécula de patata o plantas varias. Su fabricación emite muchas menos emisiones de CO2 que los envases de plásticos derivados del petróleo como el PET, PP, PVC, o el PS. El PLA acepta una temperatura máxima de 40ºC.

PLA-Maiz

Maíz alta temperatura (CPLA)

El CPLA es un PLA con un aditivo que le confiere unas propiedades de resistencia a las altas temperaturas que no soporta el PLA puro.  Emite las mismas bajas emisiones de CO2 durante su fabricación que el PLA, y es igualmente compostable como el resto de plásticos ecológicos pero reforzado para resistir temperaturas de hasta 85ºC. Este material es utilizado en artículos que deben resistir el calor como pueden ser tapas para vasos y tarrinas para líquidos calientes y cubiertos.

CPLA-Maiz alta temperatura

Estos son solo algunos ejemplos de materiales usados para envases sostenibles, puesto que existen otros que no he nombrado o con los que todavía se está experimentando. Sin embargo, no solo cuenta la materia prima sino también la creatividad del diseñador a la hora de crear un envase. Veamos algunos ejemplos especialmente eficaces e imaginativos.

La imaginación al poder

Envoltorios comestibles

La cadena brasileña de Fast Food Bob, primeros en ahorrar el papel del envoltorio sustituyéndolo por una especie de papel que en realidad es parte del menú.

papel comestible

Eco envase para los huevos

La diseñadora húngara Otília Andrea Erdelyi. Su sugerente diseño sustituye la típica huevera de cartón con un material mínimo que, aunque protege algo menos, también evita manipulaciones innecesarias a la hora de revisar los huevos rotos, pues se observa sin necesidad de abrir la caja.

Huevos

Bandejas alimentarias

Estas bandejas producidas a partir de cáñamo y lino como materia prima alternativa está dando muy buenos resultados en bandejas alimentarias para envasar carnes, pescados, ect, y además, son biodegradables.

Bandeja alimentarias

Burbujas de agua

Este envase esférico está hecho de una membrana a base de cloro, algas y calcio, cuyo contenido puede albergar hasta 50 mililitros de agua (el volumen ideal para saciar la sed, según sus creadores). Sus diseñadores, el español Rodrigo García González, y los franceses Guillaume Couche y Pierre Paslier, aseguran que su objetivo es “proporcionar la comodidad de las botellas de agua a la vez que limita el impacto ambiental”, puesto que basta con hacer un agujero en la superficie y sorber después el agua de su interior. Al terminar, el usuario puede decidir entre comerse el envase o tirarlo, y dado que es biodegradable, no existe daño al medioambiente.

burbujas agua

Finalmente, no cabe duda de que existen muchas alternativas para reducir el impacto medioambiental y convertirse en una sociedad más respetuosa con la naturaleza y los recursos que nos ofrece.

Desde luego, el estudio y el ingenio de diseñadores, ingenieros, investigadores y expertos va a ser la clave para que el futuro se presente esperanzador, puesto que la naturaleza ya nos ofrece múltiples opciones para ser sostenibles. Sin embargo, en este punto, para mí cabe preguntarse: ¿estamos como sociedad realmente preparados para este cambio? La concienciación ha de ser profunda y sincera para generar un cambio y todavía nos queda mucho camino por recorrer.

¡Esperamos tus comentarios!

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies