Visita nuestro archivo

symfony-4

Symfony es un framework para desarrollo de aplicaciones web muy conocido y utilizado ya en nuestro sector, habiéndose convertido en un referente para los desarrolladores web y para las empresas. Tuvo sus orígenes en 2003, cuando fue creado por Fabien Potencier, pues en aquel entonces no existía ningún sistema o metodología que se adaptara a sus necesidades. Con él fue dando vida a un sistema muy bien estructurado y que hacía al desarrollador adaptarse casi obligatoriamente al paradigma MVC para el desarrollo de aplicaciones, y a seguir una serie de pautas de obligatorio cumplimiento que hacían cumplir unas normas que se han convertido ya, a día de hoy, en buenas prácticas para cualquier programador web.

¿Qué es Symfony 4?

Es un framework basado en el paradigma de la programación web Modelo-Vista-Controlador o MVC, que, para los no versados en estos términos, es una estructura para crear aplicaciones web estructuradas y separadas en tres partes bien diferenciadas, las cuales se complementan, pero no se solapan, evitando crear programas saturados del fatídico código espagueti, que hace del mantenimiento de este tipo de aplicaciones algo así como un infierno. El Modelo es el lugar donde se establece la estructura de los datos de la aplicación, el Controlador es lo que define los métodos del programa en sí, lo que hace la “magia”, y la Vista es lo que el usuario ve en su pantalla.

Desde sus primeras versiones, Symfony ha sido un framework open source, y lo puede utilizar cualquiera para desarrollar sus propias aplicaciones, pero desde siempre ha sido un entorno un tanto tedioso de instalar y manejar, debido a la gran cantidad de módulos que se instalaban con su base, aunque desde el primer momento nos hemos sabido adaptar a ello debido a que los beneficios de su uso siempre han sido mayores que sus desventajas.

symfony-4-web

¿Quién no ha sufrido buceando en la documentación de symfony 1 y 2 con el tutorial de creación de un blog que casi nunca éramos capaces de terminar debido a los millones de errores que nuestro querido framework nos escupía por pantalla? Hoy en día todo el sistema está mucho mejor documentado, además de haberse ido adaptando a cómo la comunidad prefería utilizarlo, gracias al enorme feedback que una comunidad de más de 300.000 desarrolladores ha ido ofreciendo a lo largo de los años.

Las mejoras de Symfony 4

Con la llegada de Symfony 4, el cual ha implementado cientos de mejoras en su core principal, también ha llegado una mejora que a muchos equipos y desarrolladores de microservicios nos ha hecho ver la luz.

A partir de esta versión, podremos realizar una instalación base con un 70% menos de código en el núcleo, y con sólo un par de configuraciones en las variables de entorno, poner a funcionar un pequeño API, o simplemente un script de un servicio unitario que se ejecute con un CRON a cierta hora del día. O incluso crear una aplicación basada solamente en servicios automáticos sin la necesidad de pasar horas y horas configurando y haciendo que se adapte a nuestras necesidades de proyecto.

Symfony se ha adaptado a nosotros tal y como nosotros nos adaptamos a él en su momento, y ahora mismo, gente como yo, sentimos que podemos hacer un uso total de su gran potencia para desarrollar cualquier proyecto sin muchas de las dificultades que existían en versiones anteriores. Sin duda, una grandísima elección para el desarrollo de cualquier proyecto web.

¡Esperamos tus comentarios!

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies