Visita nuestro archivo

el-shoppable-content

El mundo del marketing digital se encuentra en constante evolución, lo que también influye en el marketing de contenidos, de cuya importancia ya te hemos hablado en el blog de Tilo. El nuevo año llega plagado de nuevas tendencias, entre las que se encuentra el shoppable content. ¿Has escuchado alguna vez este término? ¿Intuyes cómo puede cambiar el contenido más tradicional?

¿Qué es shoppable content?

El marketing de contenidos se renueva una y otra vez, buscando llegar de una forma más inmediata y con una mayor calidad a los usuarios. Después de los podcast, de los vídeos o de la importancia de las imágenes, no podemos dejar de lado nuevos elementos que pueden ayudar en el proceso de fidelización o de compra.

En medio de todo esto es donde aparece el shoppable content, una técnica que busca que el proceso de compra sea mucho más accesible y que se encuentre ligado a los contenidos. Tiene dos objetivos claros: el primero de ellos es aumentar las compras y la fidelización y el segundo es conseguir crear una imagen de marca online.

¿En qué consiste shoppable content?

El shoppable content es una forma más directa de comprar o al menos de acceder al primer paso de la compra, pero pasando por el contenido y por los productos que este recomienda. ¿Sueles comprar un nuevo producto tras leer sus recomendaciones en un blog o en un post de redes sociales? Precisamente aquí es donde nace el shoppable content: se basa en la importancia que da el usuario a los contenidos antes de hacerse con una nueva compra, ya que habitualmente se toma la decisión de compra tras consumir varias piezas de contenido.

Aunque el primer paso para llevar a cabo esta idea fueron los shoppable adds, que te ofrecían el producto de la forma más directa posible. Esta idea carece de la cercanía y de la personalización que consigue el shoppable content, ya que esta recomendación es fruto de todo un calendario de contenidos que se centra en las necesidades y en los gustos de los usuarios.

En un momento clave de innovación, los posts pasarán a redirigir a las compras, pero de una forma mucho más visual, sonora y dinámica. Los post pueden conectarse con este concepto por medio de imágenes interactivas, con vídeos que den acceso a la compra de productos o con botones.

Ejemplos de shoppable content

A pesar de los diferentes formatos que puede adquirir este nuevo concepto, el más novedoso es el shoppable video, una nueva tendencia que promete convertirse en estrella durante este 2020. Consiste en vender un producto por medio de un vídeo generado de forma atractiva y estratégica, dando acceso inmediato al “botón de compra”. La redes sociales, en conjunción con los blogs, son los que pueden aprovecharse más de esta técnica visual: vídeos con opciones de compra con los que cualquier contenido puede suponer una oportunidad de negocio y de publicidad.

La ventaja de unir esta fórmula con los contenidos es que se da por hecho que los contenidos tienen ese factor humano, de cercanía y de personalización que tanto gusta al usuario. Además, se une el esfuerzo que se realiza en el marketing de contenidos con las oportunidades de confianza que genera en nuestro público. ¡Una oportunidad única para hacer que un simple espectador se convierta en un cliente más!

El blog de Crate & Barrel

Un ejemplo muy visual de esta técnica es lo que llevan a cabo en el blog de Crate & Barrell, donde introducen imágenes inspiradoras de decoración, dando la posibilidad de compra de sus productos. A pesar de que lo principal de este blog es el contenido y el material exclusivo que ofrece, usando las imágenes interactivas se une la credibilidad que proporciona el blog con la opción de compra de materiales recomendados. Sin duda alguna, los lectores se fiarán de las recomendaciones que haga su blog de referencia.

Crate-&-Barrel

Los looks de Net A Porter

El shoppable content también puede aplicarse a los medios donde el contenido es el eje principal, como es el caso de las revistas. En la versión online de Net A Porter tienes la opción de disfrutar de extensos editoriales, con increíbles entrevistas, fotografías y looks que puedes adquirir con tan solo un click. La confianza que tienen los lectores sobre esta revista es lo que les motiva a conseguir los looks directamente por medio de sus recomendaciones. Fácil, directo y muy visual.

net-a-porter

Innova en tu blog de marketing de contenidos con esta nueva técnica que puede aportar un valor extra a tu contenido, haciéndolo mucho más completo y atractivo de cara a los usuarios. ¿Ya sabes cómo sacar partido al shoppable content?

¡Esperamos tus comentarios!

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies