Visita nuestro archivo

app movil y web mobile smartphones

Hoy en día destinar esfuerzos y presupuesto al marketing móvil es casi una obligación. Muchas empresas y organizaciones lo saben, pero a la hora de ponerse manos a la obra surge la primera “barrera”: “Cómo lo hago ¿a través de una app o con una web móvil?”.

Por supuesto, lo más beneficioso sería tener ambas, pero ya que la mayoría de las organizaciones no pueden permitírselo (al menos al principio) toca decidir entre una de las dos. ¿Cuál es mejor?.

Lo primero de todo, y para evitar confusiones, vamos a definir qué es cada cosa:

App Móvil: es un software desarrollado ad hoc diseñado para que se ejecute en dispositivos móviles. Para poder utilizar una app es necesario descargarla e instalarla en el dispositivo.

Web Móvil: es un site cuyo diseño, navegación, contenidos y servicios están optimizados para su acceso y uso a través de un dispositivo móvil. No es necesaria su descarga pues se accede a través de un navegador.

Teniendo esto claro, lo siguiente que necesitamos saber es cómo funcionan y qué te pueden ofrecer. En esta interesante infografía de MDG Advertising (que podéis ver más abajo) comparan ambas de acuerdo a varios puntos básicos:

Acceso:

Apps móviles: dependen directamente de un distribuidor para descargarlas (que además te exigirá un pago por estar disponible en la plataforma).

Webs móviles: directamente a través de un navegador. Desde cualquier sitio o lugar una persona puede acceder al site desde el navegador o los motores de búsqueda (y eso potenciará el posicionamiento).

Conexión:

Apps móviles: puedes acceder en modo offline.

Webs móviles: dependencia de conexión de datos.

Velocidad:

Apps móviles: Muy rápido, además tienen mayor capacidad y rendimiento.

Webs móviles: rápido, pero depende mucho de la velocidad de carga de la web (y en muchos casos es muy lenta).

Costes de desarrollo:

Apps móviles: Caro. Entre muchas cosas, es necesario adaptarlas a cada sistema operativo.

Web móviles: Razonable.

Aprobación:

Apps móviles: Requiere aprobación.

Web móviles: No depende de aprobación.

Otro punto interesante a recalcar (y que no ofrece la infografía) es:

Actualizaciones:

Apps móviles: el usuario debe descargarse las actualizaciones.

Webs móviles: se realizan de forma automática.

Ahora el panorama está más claro, pero aún así la decisión sigue estando difícil. Siguiendo con la infografía vemos que:

    1. El uso de las Apps móviles ha crecido mucho, superando en tiempo de uso a las webs.
    2. Las webs móviles llegan a más gente, pero los usuarios de las apps conectan mucho más con las marcas y organizaciones (engagement).
    3. Los usuarios deciden entre apps o webs según el contenido:

– Para comprar, buscar o entretenerse, el uso de webs móviles supera a las apps.

– Para comunicarse, informarse, guiarse o conectar con amigos y familiares, las apps ganan.

Ahora te toca decidir a ti ¿cuál es la mejor para tu negocio?

app movil o web mobile negocio internet

¡Esperamos tus comentarios!

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies