Visita nuestro archivo

Microinfluencers blog

Probablemente todo el mundo conozca ya el significado de la palabra ‘influencer’. En un mercado publicitario tan saturado como el que nos ocupa hoy día, diferenciarse resulta cada vez más difícil. Para lograr repercusión, muchas marcas acuden a “prescriptores”, esto es, personajes famosos (actores y actrices, modelos, cantantes…) o con una alta popularidad y número de seguidores en redes, cuya misión es otorgar visibilidad a la marca en cuestión por medio de recomendaciones comerciales, ya sea desde su perfil de Instagram, canal de YouTube, etc.

Los datos demuestran que más de un 50% de los usuarios de redes sociales acaba haciendo clic en los productos y enlaces que recomiendan los influencers. Sin embargo, últimamente empieza a percibirse también cierto cansancio entre los usuarios debido al abuso de este tipo de publicaciones publicitarias por parte de los influencers y famosos, cuyos contenidos en redes prácticamente se limitan a material patrocinado en muchos casos. Esto deriva a la vez, no sólo en el hartazgo del público, sino en una creciente desconfianza hacia el producto en sí, pues se aprecia claramente que detrás de cada recomendación hay un contrato de por medio que desnaturaliza el “consejo”.

Asimismo, los usuarios reclaman a los influencers que incluyan el hashtag #ad en los contenidos patrocinados, a fin de diferenciar la publicidad y evitar los abusos que pueden venir de la mano de su ventaja prescriptiva.

influencer métricas

En medio de este clima, muchas marcas han empezado a dejar de trabajar con los grandes influencers para volcar su estrategia en los llamados ‘microinfluencers’ o ‘influencers de nicho’. Pero ¿cuáles son los beneficios de esta tendencia del marketing que tanta relevancia ha cobrado en este 2019? Y ¿por qué puede ayudarte a impulsar tu marca o producto? Te lo contamos a continuación:

  •   Mayor disponibilidad con más implicación

Seguramente te resulte mucho más sencillo acceder a uno de estos microinfluencers que a un famoso con millones de seguidores, montones de compromisos publicitarios y grandes agencias de por medio. Mientras más acotado sea el grupo de seguidores del personaje en cuestión, más fácil será que responda con celeridad y se implique directamente en la campaña y la estrategia propuestas. Todo ventajas.

  •  Menor presupuesto, más resultados: mayor rentabilidad

Como es lógico, también se trata de figuras mucho más asequibles a nivel económico que las típicas celebrities. Te cobrarán un presupuesto mucho más reducido y, puesto que la segmentación estará altamente definida, será más fácil ver resultados con un gasto menor. La rentabilidad en este sentido, por tanto, será bastante más amplia.

  •  Credibilidad

Instagram está lleno de grandes estrellas que han conseguido agenciarse incluso millones de seguidores. ¿Cuál es el problema? Que, a fuerza de tanto “consejito” pagado, ya no son creíbles. La clave del marketing de influencers es ofrecer mensajes publicitarios, pero sin que el público perciba que lo son, y al principio así era. No obstante, esa autenticidad inicial ha ido diluyéndose en un mar de congestión publicitaria que ya no convence a nadie. Los microinfluencers, en cambio, no tienen ese problema: la gente les sigue precisamente por esos contenidos personales, espontáneos y creíbles que echan en falta en los perfiles de los grandes influencers. Que tu “prescriptor” le resulte creíble al público, es esencial para que tu marca y/o producto logre impactarle. Así que, si das con la figura adecuada para recomendar tu marca en redes, la estrategia puede salirte muy pero que muy bien.

usuarios redes sociales

  •  Humanización de la marca, cercanía

Quizás al principio los grandes influencers resultaran cercanos. Pero, a medida que su lista de ‘followers’ fue abultándose y empezaran a lloverles los contratos, han ido convirtiéndose en algo totalmente ‘mainstream’ para el público. Porque están hasta en la sopa. Ya no son una figura más que camina por los mismos sitios que todos nosotros y con los que te puedes topar en cualquier bar: ahora sólo los ves a través de la pantalla de viaje en viaje, en eventos VIP, pasarelas, photocalls, etc, etc. ¿Qué pasa con los microinfluencers? Que suben stories desde el salón de su casa, en un tono cercano y controlando las dosis de “postureo” para no saturar. Son más parecidos a ti y a mí. Son más cercanos. Por tanto, te llegan más sus mensajes. Así de claro.

  • Naturalidad: sensación de publicidad poco invasiva

Esto entronca con lo anterior. Mientras más natural percibamos al personaje y más cercanos sean los contenidos con los que nos prodiga, menos nos percataremos de que se nos está enviando un mensaje publicitario. Podemos llegar a pensar que ese champú, esa crema o ese coche realmente le han cambiado la vida. Porque te lo cuenta como si te lo contara un amigo. Lo mínimo que van a conseguir es que sientas cierta curiosidad.

  •  Mayor capacidad de interacción, más engagement

En muchas ocasiones, contar con un gran número de seguidores no quiere decir que tengamos la capacidad de producir engagement a toda costa. En cambio, las comunidades algo más pequeñas pueden resultar muy ventajosas, pues también suelen ser más participativas. ¿Qué quiere decir esto? Pues que el microinfluencer a menudo tiene una mayor competencia para generar engagement en torno a sus mensajes, recomendaciones publicitarias incluidas. Y este es el sueño de cualquier anunciante…

¿Traerá el auge de los microinfluencers la caída en desgracia de las grandes celebrities a nivel publicitario en las redes? Habrá que esperar para comprobarlo…

 

¡Esperamos tus comentarios!

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies