Visita nuestro archivo

PPA

Ya falta poco, muy poco para que el 5 de agosto se encienda el pebetero olímpico y se dé el pistoletazo de salida a los XXXI Juegos Olímpicos, los de Río 2016.  Un momento único para los deportistas…y para las marcas. Al fin y al cabo, unas Olimpiadas representan una ocasión propicia para éstas de identificarse con términos como, compañerismo, deportividad o amistad, y de hacerse notar en un evento en el que todo el planeta tendrá un ojo puesto.

Es lo que podríamos denominar como “Los Juegos Olímpicos del Marketing”.  De hecho, éstos ya hace mucho que arrancaron. “Aunque parezca un poco prematuro, lo ideal es empezar a hacer ruido unos 100 días antes de que comience el evento”, afirma Basia Wojcik, de The Marketing Arm.

Y es que no hay tiempo que perder.  El propio país, Brasil, y las marcas, son los primeros interesados en que esto ocurra. La razón: hace falta rentabilizar los más de 15.000 millones de dólares que según FORBES cuesta organizarlos y los casi 1.000 millones que cuesta ser patrocinador oficial (como es el caso de Coca-Cola, Atos, Bridgestone, Dow, GE, McDonald’s, Omega, Panasonic, P&G, Samsung y Visa).

LAS REDES SOCIALES, EL GRAN CAMPO DE BATALLA

Si los deportistas tendrán que dejarse el alma en el terreno de juego, las empresas ya están haciendo lo propio en las redes sociales. Y es que a pesar de las limitaciones impuestas desde el COI (prohibición del uso del vídeo en streaming para fines comerciales cuando arranque la competición), las redes sociales están siendo ya el gran campo de batalla para las marcas.

Facebook supera ya los 1.700 millones de usuarios activos, Instagram se ha multiplicado hasta alcanzar los 500 millones de usuarios activos y Twitter se ha situado en los 313 millones. Además, según Global Web Index, se espera que se reproduzcan más de 41 millones de vídeos online y que el 85 % de los espectadores de estas Olimpiadas tenga un móvil en la mano….Con estas cifras, ¿quién se va a querer quedar fuera de la pista de baile?

EJEMPLO DE CAMPAÑAS DE LOS PATROCINADORES OFICIALES

Coca Cola: #ThatsGold El oro es como un sentimiento que cualquiera puede experimentar. Según explica Rodolfo Echeverría, vicepresidente creativo en The Coca-Cola Company, “esta campaña establece un paralelismo entre las grandes experiencias de los atletas en los Juegos Olímpicos y los buenos momentos que compartimos, cada día, con familiares y amigos delante de una Coca-Cola”. Y es que quién no ha experimentado alguna vez esta sensación, la de sentirse en la cima del mundo

McDonalds: #FriendsWin Teniendo a los más pequeños como eje central, la cadena de comida rápida celebra el espíritu de la amistad que se encuentra en el corazón de los valores olímpicos. Además, ofrece la oportunidad a los niños de todo el mundo de participar en la ceremonia de apertura a través del McDonalds Olympics Kids Program.

VISA: #Carpool Priorizando su propio producto frente a las emociones, la compañía destaca que con su tarjeta se podrá pagar con tan sólo un clic vayas donde vayas. Eso sí, todo enmarcado en la idea de unos atletas que comparten coche haciendo gala de la diversidad de culturas y el deporte.

TODAS LAS MARCAS QUIEREN SU PARTE DEL PASTEL

Pero no todo se reduce a los patrocinadores oficiales. Cualquier marca, quien más quien menos, aprovechará los Juegos Olímpicos para vincularse a ellos y obtener beneficios en la medida de lo posible.

Es lo que se denomina marketing de emboscada. Eso sí, cuidado. Para luchar controlar está “intrusión” durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos existen diversas legislaciones como la Ley Pelé (Ley Nº 9615/98), el Acto Olímpico (Ley Nº 12.035/2009), la Carta Olímpica y el Tratado de Nairobi.  Éstas prohíben el uso de todos los signos distintivos, letreros, banderas, lemas e himnos utilizados por el Comité Olímpico Internacional (COI) y el Comité Olímpico Brasileño (COB).

En cualquier caso, hecha la ley, hecha la “trampa”. No hace falta utilizar signos distintivos para evocar a las Olimpiadas.  El mejor ejemplo es Burger King (imagen inferior) que, a pesar de ganarse la consiguiente denuncia de McDonalds, utilizó un paquete de patatas para evocar a la antorcha olímpica.

01

Foto: Burger King

Y es que el que no corre, ¡vuela! Y tú, ¿qué estrategia tienes pensada para tu empresa para sacarle partido a estos Juegos Olímpicos? ¡En Tilo Motion estaremos encantados de ayudarte! :)

¡Esperamos tus comentarios!

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR