Visita nuestro archivo

personalizacion marketing

Está considerada como una de las grandes oportunidades de la publicidad hoy en día. Recientes estudios demuestran que los usuarios la demandan y las empresas y marcas la consideran una de sus niñas bonitas. Hablo de la Personalización, una de las 4 nuevas P’S del marketing y casi el nuevo mantra de la comunicación y la publicidad, pero ¿de verdad queremos una auténtica personalización? ¿sabemos lo que eso implica?

Cada día se genera tal cantidad de información que tardaríamos muchos años en poder consumirla en su totalidad, pensemos en la cantidad de vídeos que se comparten, en los tweets enviados, en fotografías, artículos en blogs, páginas web… y también en clicks, descargas, suscripciones, emails enviados, compras online… una barbaridad. Internet nos brinda un gran mar de oportunidades pues mucha de esa información está relacionada directamente con los usuarios, nos muestran cómo son, cómo navegan, qué compran, qué les gusta, qué necesitan, etc.

En comparación a hace unos años donde se delimitaban las estrategias según los necesidades y motivaciones de las empresas (Segmentación) ahora es posible ir más allá y hacerlo según las necesidades y motivaciones de los clientes (Personalización). Las oportunidades son múltiples, pero hay que tener bien en cuenta que hay problemas y contradicciones importantes.

Recientes estudios indican que los usuarios quieren servicios más personalizados (80%), pero a la vez ven con cierta reticencia que las empresas quieran obtener tantos datos sobre ellos (93%). Ahí tenemos el primer problema, pero no es el único porque todavía hoy desconocemos cómo las empresas saben cosas sobre nosotros, no somos conscientes de los datos que ofrecemos y que las empresas están utilizando. Seguramente no soy la única que ha escuchado esto: ¿y cómo sabe X que he estado ahí y que me he comprado esto? No queremos que las empresas sepan muchas cosas de nosotros, pero aun así queremos un trato personalizado. ¿No es entonces la personalización una utopía?

La personalización implica conocer muy bien al usuario, pero éste no parece que por ahora esté concienciado de ello ya que los límites entre personalización y privacidad no están muy claros.

Obviamente el uso de datos personales es una práctica invasiva (e incluso puede ser delito) pero hay otras prácticas que se están realizando hoy en día para conseguir la tal ansiada personalización y que, en cambio, a los usuarios les parece una completa intromisión según el estudio de Capgemini Consulting:

  • Monitoring del tráfico en la tienda.
  • Reconocimiento facial para mostrar publicidad. Un ejemplo es Tesco, que lo implantó hace ya unos años en sus tiendas.
  • Publicidad basada en el sexo y la edad.
  • Minería de datos y personalización aplicada al precio.

El futuro está en saber qué datos utilizar y cuáles no

No todos los datos son una oportunidad, y ahí está la clave. Si las empresas y marcas quieren ofrecer servicios especializados deberán enfocarse en los datos que realmente aportan valor, y no a ellos precisamente, que aporten valor a los usuarios.Esto llevado a la práctica no es fácil pero quizá ayude también el ser honesto y trasparente con el usuario y decirle qué datos va a utilizar y con qué fines.

Algunas buenas prácticas, vistas de forma favorable por los usuarios son:

  • Posibilidad de escanear los productos con el móvil para ver opiniones y recomendaciones.
  • Ofrecer un mapa interactivo en el móvil que te indique donde están exactamente los productos.
  • Recomendaciones en tiempo real mientras estás en la tienda (avisos al móvil)

¿Estás de acuerdo? ¿Hay alguna táctica que te parezca más efectiva y que no sientas como intrusiva?

¡Esperamos tus comentarios!

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies