Visita nuestro archivo

Contenidos para Google

Es una de las cuestiones que más se intenta evitar a la hora de escribir contenidos, pero ¿realmente lo evitamos? Cuando escribimos un post o un artículo, ¿lo hacemos realmente con la intención de informar y compartir cosas nuevas a la gente o lo hacemos directamente para posicionar en Google? Puede parecer una pregunta absurda porque el contenido no va a tener buen posicionamiento si la gente no lo lee, pero cada vez me entran más dudas. Y lo que me ha hecho comenzar a reflexionar sobre ello ha sido el cansancio por una de las técnicas más manidas y explotadas en marketing de contenidos, las listas. ¿No os están empezando a saturar los post de “las 10 claves para crear tu landing page perfecta”, “los 25 blog de marketing online que deberías seguir”, “las 7 cosas que no sabías de facebook”, “las 3 mejores formas de conseguir followers”?

Es solamente un ejemplo de post, y seguramente muchos piensen que en realidad es porque a los usuarios les gusta categorizar, pero varias veces he escuchado en conferencias y eventos de Marketing que es un buen método de posicionar, osea, de gustar a los buscadores. Yo reconozco que lo he hecho, de los que he hecho últimamente, más de uno, (y de dos, y de tres…) se titulan de acuerdo a esa premisa, pero yo directamente estos post ya los aborrezco.

En  realidad me extraña que se pueda sacar algo de provecho al hacer un post con las 10 mejores herramientas de analítica web. Hay post a patadas sobre ese tema, la competencia por salir en los primeros puestos de Google es enorme y salen post de este tipo todos los días ¡todos los días!. Son repetitivos, planos, no plantean nada nuevo, algunos son sensacionalismo puro, suelen ser pretenciosos (¿en serio no puedo morirme sin leer estos 10 libros que te han gustado a ti?) y algunos de ellos ya hasta huelen raro con solo ver el título.

Quizá estoy exagerando, sí, pero la sensación que tengo en los últimos meses es que se crean muchos contenidos y realmente muy pocos aportan algo realmente valioso. Hemos creado un importante círculo vicioso: la creación de contenidos es cada vez mayor (¡el contenido es el Rey!) pero el lector no tiene tiempo para leer todo así que los que creamos contenidos los hacemos más ligeros y rápidos de consumir para que nos sigan leyendo. Total: mucho ruido y pocas nueces.

Las listas son solo uno de los ejemplos de este tipo de contenido, pero hay más. ¿Ha llegado de verdad la hora de replantearnos si estamos yendo por el buen camino? ¿Es más importante escribir que sobre qué escribir? Reflexión de fin de año :)

¡Esperamos tus comentarios!

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies