Visita nuestro archivo

hacer un buen briefing, las claves

En la vida hay dos tipos de personas: gente organizada y metódica y gente que no lo es tanto. Pero cuando hablamos de trabajo no hay excusa.

Por muy desorganizado que seas, por mucha ropa que se te acumule en la silla de la habitación o por muchos platos que dejes para fregar luego… el trabajo es trabajo y a la hora de organizar tus ideas para que todo el mundo las entienda debes hacerlo bien. Por eso, si aún no sabes cómo hacer un buen briefing sigue leyendo.

Empezamos…

Un briefing o brief, que viene del latín breve, es un anglicismo que se refiere al documento o informe que sirve como punto de partida para cualquier acción y proporciona la información necesaria para que esta pueda llevarse a cabo.

Normalmente realizamos un briefing para que la persona o equipo que vaya a realizarlo tenga recogido en un documento toda la información necesaria para poder planificar y ejecutar la acción de forma correcta. Un buen briefing es clave ya que nos permite ahorrar tiempo y nos asegura un resultado en línea con lo que buscamos.

claves para hacer un buen brief

Cómo hacer que un briefing sea un BUEN briefing

  • Que sea lo más concreto posible

Por muy literario que sea tu briefing, si sólo lo entendéis Cervantes y tú mal vamos… Intenta ser directo y conciso, usa frases sencillas y no te andes por las ramas. Además de ahorrar tiempo, harás que la persona que lo reciba pueda interpretarlo mejor. Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

  • Que contenga la información estructurada y organizada

No empieces directamente explicando qué quieres; contextualizar es importante. Para que un briefing sea claro deberías incluir los siguientes apartados:

– Presentación
– Objetivos y estrategia
– Público objetivo
– Contenido
– Estilo
– KPIs
– Presupuesto
– Timming

De esta forma, la persona que lo lea podrá tener toda la información necesaria al alcance y no deberá estar preguntándote cada dos por tres si está siguiendo la línea que quieres, si encaja con la filosofía de la marca, etc.

  • Que sea realista

Si pedimos milagros, que se vean reflejados en el presupuesto y en el timming. No podemos exigir que nos hagan las cosas “bueno, bonito, barato” y quedarnos tan anchos. Ser realistas con lo que pedimos y lo que ofrecemos no sólo nos ayudará a nosotros, sino que la persona que deba ejecutarlo probablemente nos tome más en serio.

aprende a hacer un buen briefing

El briefing es una de las herramientas fundamentales con las que trabajamos las agencias de comunicación pero, sin embargo, es un documento al que muchas veces no le prestamos la atención suficiente. Seguro que ahora que ya sabes cómo hacer un buen briefing, no pasarás una por alto 😉

¡Esperamos tus comentarios!

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies