Visita nuestro archivo

iStock_000018946626Small

Las personas hemos cambiado la forma en la que adquirimos los productos, pero la mayoría de las empresas no han cambiado la forma de venderlos, y lo que es peor, en muchas empresas no tienen ni idea de qué hacer para volver a cautivar al cliente.

Las nuevas tecnologías nos han cambiado la vida a todos, el portátil, la tablet, el móvil… y han cambiado la forma en la que el “buscar, comparar y comprar algo mejor” ahora se hace sin moverse de la silla. Las empresas saben esto, pero muchas no saben que hacer, la tecnología es tan grande, tan cambiante y tan diferente que muchos no saben como usarla. Oímos que tener miles de fans en Facebook  es alucinante para las ventas… que tener una página web con carrito de la compra y “PayPal” hace que los productos se vendan solos, que tener una App para Smartphones es lo mejor para poder llegar a los clientes… Pero todas las empresas no son iguales, y cada cliente es diferente, por eso si nos dedicamos a vender “piruletas y regalices” no es lo mismo que si vendemos “mobiliario de oficina”, ni el cliente es el mismo ni el tipo de empresa es la misma, y lo más probable es que tengamos que usar la tecnología de forma diferente para conseguir un beneficio.

Por ello cuando una empresa se plantea evolucionar, cuando nos damos cuenta de que ya no llegamos a los clientes como antes y queremos mejorar a través de la tecnología, no hay que hacer solo lo que oímos que a otros les funciona, hay que reinventarse, estudiar todas las opciones y escoger aquellas que son las mejores para mi negocio, y lo que es más importante, la forma en la que debemos hacerlo, porque estar en Facebook se puede estar de muchas maneras, pero lo importante es encontrar “nuestra manera” de estar.

De repente existen un montón de “cosas”… Facebook, Twitter, Linkedin, Google, Youtube, Smartphone, iPads, QR… si antes solo había “tener una pagina web y estar en google” ahora hay que estar al día de muchas otras opciones compatibles con la página web y que le dan otra dimensión a nuestro negocio. Todo esto va mucho más deprisa que nosotros, pero no es algo del futuro, si no del presente, por que son tecnologías que ya están aquí y están cambiando la forma de actuar de las personas a la hora de comprar,  vender y relacionarse.

Hace años, para comprarnos un coche íbamos recorriendo concesionario a concesionario para pedir presupuestos, compararlos y luego decidirnos. Hoy día buscamos primero en internet, nos informamos sobre la marca, el modelo, la versión, los extras… (muchas veces el cliente conoce mejor el producto que el propio comercial), después buscamos los concesionarios donde lo podemos comprar y vemos sus páginas web, sus perfiles sociales… para finalmente contactar con los que más confianza y seriedad nos trasmiten.

La mejor forma para poder estar en internet y utilizar las nuevas tecnologías de forma eficaz es buscar alguien que sepa de verdad, no un “amigo que controla de esto”, sino un profesional que nos guie y nos ayude a usar las nuevas tecnologías para volver a cautivar a nuestros clientes. No es necesario gastarse fortunas ni estar en todas las redes sociales, o tener una web tan sofisticada que hasta la sección de contacto es difícil de encontrar, basta con conocer donde están ahora mis clientes y cómo puedo llegar a ellos de nuevo.

“Si dentro de 5 años estás haciendo lo mismo que ahora, estarás fuera del negocio”  Philip Kotler


¡Esperamos tus comentarios!

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR